miércoles, 6 de septiembre de 2017

COMUNICACIÓN POLÍTICA



UNA NUEVA PEDAGOGIA EN LA

COMUNICACIÓN POLÍTICA





Siempre he insistido que la dirigencia gubernamental del departamento de Arauca necesita una renovación en el terreno de la ideas políticas, pero sobretodo traducida en la forma de exponerlas y hacerlas visibles a los administrados; en esta oportunidad me detendré en esas formas, es decir en la comunicación política  como nueva pedagogía que necesita nuestra región.

En el pasado están quedando los vejetez, “caciques” que solo se reunían con los ciudadanos en época electoral; Pues hoy ciudades como Bogotá, Medellín y Cali nos están imponiendo por fortuna una nueva forma de hacer política, a pesar de que la costa caribe y los llanos pareciera resistirse a mantener los mismos caudillos con sus prácticas politiqueras y corruptas.

Partidos políticos como el Centro Democrático, el partido verde, el polo y hasta el mismo partido conservador están cambiando sus viejas prácticas de hacer política, no como la concebida por el estado incapaz de acercarse a sus ciudadanos, sino por el contrario la de unos grupos o agrupaciones que están imponiendo a sus líderes la cercanía permanente con sus comunidades.

Muy lejos está quedando la vieja concepción de la administración publica en donde los ciudadanos debían hacer tortuosas filas para hablar con sus dirigentes a fin de obtener una pronta resolución de su problemática; aunque es importante señalar que aún siguen vigentes estas ideas en rostros de dirigentes jóvenes, lo cierto es que las practicas políticas están cambiando y Arauca no puede quedarse atrás.

Líderes políticos de gran trascendencia Nacional, como representantes a la Cámara y senadores, ya no están quedándose solo en el oficio de hacer las leyes, sino que los vemos a diario hacer toda clase de actividades; a pie, recogiendo firmas, tomándose selfies con gentes, montando en bicicleta y hasta saliendo a trotar con la misma normalidad que lo hace cualquier persona, despojándose de sus privilegios que el estado les confiere por razón de la  investidura que ostenta.

Pero por supuesto, son políticos y detrás de toda acción siempre hay un interés político electoral, de lo contrario no serían dirigentes;  sino meros profesionales sentados en un escritorio resolviendo las necesidades de las personas desde un computador, aquí lo importante es que estas nuevas prácticas se están tomando al país y que nunca antes se había hecho.

Lo cierto es que comunicación política busca influir en el proceso político, que sería el proceso de toma de decisiones para la consecución del interés general y/o colectivo,  el internet y las redes sociales hoy nos están contando esa nueva manera de hacerla.

Claro que sí, el auge de las redes sociales y toda la vanguardia de la internet, han instado a los representantes del estado a cambiar esas viejas prácticas políticas, para sintonizarse con estos nuevos sistemas de la información, tanto que a través de los medios de comunicación se pueden hacer interacciones en vivo y en directo con los administrados para resolver todo tipos de inquietudes.

Por mucho que se diga que la comunicación política es solo asunto de la ciencia política, lo que estamos viendo es que  la producción, la difusión, la diseminación y de los efectos de la información, tanto a través de los medios de comunicación masiva, cuanto de los interpersonales, en un contexto político, es asunto practico de los líderes y dirigentes; quizá, podamos cuestionarlos, criticarlos, analizarlos, pero repito los responsables  de forma de llegar a sus administrados son  sus dirigentes.

Pero lo que vemos en la otra Colombia, es decir la costa caribe, los llanos y la amazonia,  es el mismo continuismo de prácticas politiqueras como en mi departamento de Arauca;  y aunque se ven nuevas caras en la política, lo cierto es que el cacicazgo electoral aún tiene mucha influencia en las costumbres de los ciudadanos, tanto es  así que en nuestra región muy poco se conoce de las actividades de nuestras honorables representantes a la Cámara.

El único dirigente político del departamento de Arauca que parece estar alienado a estos nuevas prácticas en el ejercicio de la acción publica es el Gobernador, Doctor Ricardo Alvarado Bestene, y ello obedece quizá a su extensa experiencia en el sector público y privado en la ciudad de Bogotá, donde tuvo que habituarse a lo que se está imponiendo en la gerencia publica en Colombia.

El gobernador Alvarado se ha dado a la tarea solo de acercarse a su comunidad a través de ese nuevo ejercicio práctico de la política, es decir, salirse del libreto (Protocolo) para acercarse a los habitantes, andar a caballo, a pie, correr, bailar, tomarse la foto con los menos favorecidos, pero sobre todo y más importante escuchar a las personas, de eso es precisamente que se trata la nueva forma de ejercer la administración publica.

Que el Doctor Alvarado entre a una casa muy humilde y se tome una taza de café, sentado bajo la sombra de un árbol, desde el ámbito de la comunicación política, podemos decir que eso hace más que cualquier discurso de una hora en favor de los menos favorecidos; pues es de eso lo que estoy hablando, comunicación política señores.

Necesitamos incorporar esa nueva pedagogía en la comunicación política de los demás líderes del departamento de Arauca,  concejales, diputados, representantes a la cámara, haciendo foros, reuniones, encuentros en la tarde y en la noche, haciendo toda clase de actividades para presentar sus propuestas, para resolver problemáticas y finalmente para hacer de la administración publica un administración más humana.

Que quienes desempeñen funciones públicas deben tener el compromiso de ponerse a la vanguardia a las redes sociales y así poder hacer la administración pública más visible, de bajarse de su condición de dirigente e irse a visitar a sus comunidades de forma permanente, participando en todos y cada uno de los espacios informativos y periodísticos para dar a conocer sus actividades.

El nuevo dirigente político debe ser algo así como una especie de “farandulero”, pero con la diferencia de que se deben dar resultados respecto de  los asuntos objeto de su cargo, y digo farandulero porque debe estar en todos los espacios posibles para lograr precisamente acercar el estado a sus administrados.


Para concluir este artículo, los araucanos estamos llamados a una nueva forma de comunicación política en la que los ciudadanos puedan interactuar directamente con sus gobernantes y representantes del estado, de ahí la importancia también del marketing político institucional del cual me referiré en otra oportunidad, por lo pronto hasta pronto.


Omar Franklin Colmenares Trujillo
Analista


No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMUNICACIÓN POLÍTICA

UNA NUEVA PEDAGOGIA EN LA COMUNICACIÓN  POLÍTICA Siempre he insistido que la dirigencia gubernamental del departamento...