martes, 10 de enero de 2017

UN MUNDO POSFÁCTICO







UN MUNDO POSFÁCTICO


La excesiva información, tanto oficial, como falsa, la innumerable cantidad de opiniones, expresiones de diferente orden y por diferentes personalidades, en las redes sociales, nos esta llevando a lo que muchos han catalogado el establecimiento de un mundo posfáctico.

La calumnia, el descredito, la difamación y el desprestigio, como se puede ver hoy día, es la aberración más habitual, con la consecución de lo más lúgubre de una sociedad civilizada, la polarización.

Fenómenos políticos, como el brexit en el reino unido, el referendo de paz en Colombia y recientemente la elección de Donald Trump como presidente de los estados unidos, nos permite demostrar lo que hace muchos años ya se venía comentando y es el excesivo poder fáctico de la internet.

Con asombro, puedo ver como la democracia, se ha venido desquebrajando, curiosamente, bajo la egida de uno de sus principios fundamentales:  La libertad de expresión, lo que ha conllevado a la presentación de sucesos inimaginables en el contexto de la geopolítica.

Pero que se entiende por poder fáctico, en mi concepto, es aquel que se establece desde el ámbito informal, que no es legítimo pero que incide en la sociedad y el estado, como lo son los grupos de presión, los sindicatos, los medios de comunicación.

Un poder factico que se ve reflejado en la capacidad de decisión de los ciudadanos y por su puesto desde la forma en que es presentada una realidad, que en muchos casos es fuertemente manipulada con el fin de lograr sus objetivos.
Los mayores manipuladores de esa realidad son Rusia Y China como lo señalo recientemente,  Francis Fukuyama, politólogo americano, de origen japonés, tanto que lograron convertir en lo que no se esperaba en una realidad, es decir que Donald Trump se convirtiera en presidente.

Quiero hacer énfasis, y esta es la idea de este breve articulo,  que la internet  se ha convertido sin duda en el arma más peligrosa que enfrenta el mundo, tanto o más,  como las mismas armas nucleares que tiene las grandes potencias; y es que lo que nadie esperaba es que se nos fuera salir de las manos y que ni siquiera la regulaciones internas de los países puedan frenar esta situación.

Todo, como mucho de lo que se ha creado en el mundo, posiblemente se hace con fines altruistas y humanitarios, quizá para mejorar nuestra condición humana, pero lo que estamos viendo es algo cada vez más aterrador para los gobiernos y las democracias, no solo en los países en vía de desarrollo sino, como lo señalé anteriormente, en los países más avanzados del mundo.

Todos opinan en las redes sociales, y lo hacen, porque hay alguien que presenta una información, pero quienes lo presentan y porque lo presentan? , podemos verlos en redes particularmente como twitter y Facebook, en donde bien valen insultos por circunstancias que muchas veces no han sucedido, pero que tiene la capacidad de mover masas en favor de propuestas de todo tipo desde un referendo contra Peñalosa, hasta una revocatoria del presidente Santos, algo que nunca ha ocurrido y que no es procedente.

La internet es pues, el engranaje de una sociedad, cansada y devastada de malos gobiernos, pero que llevan a niveles insospechados de manipulación con toda clase de informaciones oficiales y mentirosas que le hacen el favor a unos cuantos.
Estamos, hoy más que nunca, viviendo en un mundo posfáctico en donde opinar en las redes sociales es tan importante como legislar en el congreso de la república, pues como así lo señalé, tiene una forma muy alta de incidencia en las decisiones de estado, y minan el ejercicio de una verdadera democracia, aunque eso implique el desconocimiento de la voluntad popular en estas mismas redes sociales. 

Omar Franklin Colmenares
Twitter: @contpolitico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SOBRE LA TOLERANCIA

CARTA SOBRE   LA    TOLERANCIA John Locke En esta oportunidad les traigo una de las no tan conocidos ensayos del a...