martes, 24 de enero de 2017

ME ASUSTA LA POLARIZACIÓN


ME ASUSTA LA POLARIZACIÓN





Atiborrada están las redes sociales de todas clase de declaraciones, expresiones, opiniones, y también de insultos, agravios, injurias y vituperios de todo tipo, desde la política, la economía, las artes y el espectáculo, es el melodrama trágico de un espacio en el que la libertad de expresión se ha convertido en la trinchera de una guerra mediatiatica y perversa, que amenaza la estabilidad social en las democracias.

A diario, entro a mi cuenta en Twitter, más que otra aplicación, porque es el espacio donde en cortas palabras puedo expresar mis  ideas, en un círculo pequeño, de intelectuales, escritores, analistas, periodistas y aficionados; y no espero recibir tantas ofensas en comparación con Facebook o google + lo cierto es que el nivel de la temperatura  está cada vez más alta.

Y es que lo que suelo encontrarme es un nivel de polarización gigantesco en nuestra sociedad, y todo como fruto de la información, desinformación o mal información de  los grandes medios de comunicación, las contundentes posiciones políticas de nuestros dirigentes políticos, y una multitud apasionada con sed de justicia.

Lo que tu dices, en segundos se vuelve viral, y tienes que estar preparado, para recibir todo esa mundo de afrentas por parte de quienes no están de acuerdo con lo que tú piensas, y  bienvenida la crítica, la pregunta , en qué términos.
Estamos viviendo una guerra de polarización en nuestra sociedad, una guerra fría, subrepticia, que ya tiene forma, y que es capaz de decidir  los aspectos más elementales de nuestra humanidad, desde la forma en que vistes, hasta el próximo presidente de los Estados Unidos.

Quienes creen en Álvaro Uribe, o siguen sus ideas, son tildados de paramilitares, Quienes apoyan el proceso de paz, sencillamente son guerrilleros y los califican de camaradas, hay una contundente segmentación  en las opiniones de los usuarios de las redes sociales, y lejos de la tolerancia y el respeto, lo que vemos es la deformación del derecho a la libertad de expresión.

Me asusta esas calificaciones de izquierda y derecha en Twitter, me asusta tanto, porque no permiten grises, el nivel de apasionamiento sobre todo de los jóvenes es tan delicado, que pueden convocar marchas para atentar contra la estabilidad democrática de una nación.

O eres blanco o eres negro, pero no se permiten matices en tus opiniones, como si tu debieras estar afiliado a algún sector, ser crítico férreo o ser de un comité de aplausos; lo que es por ese solo hecho grave, pues pareciera que el análisis, el pensamiento y el debate respetuoso  no están dentro de estos espacios tecnológicos, que fueron creados aparentemente para mejorar nuestras vida.

Y es que recibo  agravios, todo porque apoyo abiertamente a Peñalosa, y los petristas han utilizado las redes sociales para atacar precisamente a quienes creemos que está  haciendo las cosas bien, entonces somos tildados de derechistas, de amigos de la propiedad privada, por Dios que es esto?.

Pero lo que está bajo la sombra aquí, en mi concepto, es un fanatismo ideológico, que se tomó las redes sociales,  que desde la trinchera del libre ejercicio de la expresión, dispara y  a quienes no piensan como ellos, a quienes utilizan un pocos más el raciocinio y procesan mejor las informaciones, este fanatismo, propugnado desde los  líderes políticos como Uribe, Santos llega hasta los mismos jóvenes universitarios.

La relación Donal Trump con los medios de comunicación, es precisamente la demostración de este mundo polarizado, las recientes marchas en los estados unidos fueron convocadas desde la internet, donde los medios de comunicación mas importantes como el New York Time, producto de la guerra  abrumadora que tiene con el recién posesionado Presidente, utilizo las redes sociales para lanzar dardos, e incitar a la violencia.

La información que recibe Latinoamérica del actual presidente Donal Trump en las redes sociales, es muy diferente de lo que se vive en los mismos en los mismos estados unidos  o de la percepción que tienen los otros países de occidente y Asia oriental, nos están  han mal informando,  y ha diseñado una imagen prefabricado de alguien quien todavía el mundo no conoce.

Mi consejo es que no creas todo lo que hay en las redes sociales, para evitar precisamente este fanatismo ideológico, no  quiero más sangre, ni más odios, ni más resentimientos, déjame que me exprese con respeto, pero con independencia critica, no me ataques personalmente, tu no me conoces como persona, cuestióname desde los más adentro de mis ideas, júzgame desde lo más profundo de mis pensamientos, pero no te atrevas a descalificarme a prima facie, desde lo superficial, si no te gusta lo que pienso, no me trates de ignorante, de envidioso, o de cualquier otra cosa, si quieres, podemos debatirlo, pero si no, respeta mi opinión.

Los temas más álgidos, son política y religión, tan de malas que esos son los temas que más me apasionan, y lo confieso, a veces me he dejado  llevar de los impulsos, pero no hay ninguna verdad absoluta, solo posiciones, pero cuando expreso algo, lo hago porque me he quemado las pestañas estudiando y  preparándome para poder hablar, pero no en los bares y clubes, con licor y cigarrillo, o en restaurantes y cafeterías, como lo hacen los genios del gobierno y la política, porque mi costumbre no es opinar por opinar, porque es ahí donde se pueden cometer errores, y si algo me asusta, es esta polarización, mal haría en hacer parte de ella.

No sé a que nos llevara esto…será el fin…no lo sé…..




 Omar Franklin Colmenares
@contpolitica

martes, 10 de enero de 2017

UN MUNDO POSFÁCTICO







UN MUNDO POSFÁCTICO


La excesiva información, tanto oficial, como falsa, la innumerable cantidad de opiniones, expresiones de diferente orden y por diferentes personalidades, en las redes sociales, nos esta llevando a lo que muchos han catalogado el establecimiento de un mundo posfáctico.

La calumnia, el descredito, la difamación y el desprestigio, como se puede ver hoy día, es la aberración más habitual, con la consecución de lo más lúgubre de una sociedad civilizada, la polarización.

Fenómenos políticos, como el brexit en el reino unido, el referendo de paz en Colombia y recientemente la elección de Donald Trump como presidente de los estados unidos, nos permite demostrar lo que hace muchos años ya se venía comentando y es el excesivo poder fáctico de la internet.

Con asombro, puedo ver como la democracia, se ha venido desquebrajando, curiosamente, bajo la egida de uno de sus principios fundamentales:  La libertad de expresión, lo que ha conllevado a la presentación de sucesos inimaginables en el contexto de la geopolítica.

Pero que se entiende por poder fáctico, en mi concepto, es aquel que se establece desde el ámbito informal, que no es legítimo pero que incide en la sociedad y el estado, como lo son los grupos de presión, los sindicatos, los medios de comunicación.

Un poder factico que se ve reflejado en la capacidad de decisión de los ciudadanos y por su puesto desde la forma en que es presentada una realidad, que en muchos casos es fuertemente manipulada con el fin de lograr sus objetivos.
Los mayores manipuladores de esa realidad son Rusia Y China como lo señalo recientemente,  Francis Fukuyama, politólogo americano, de origen japonés, tanto que lograron convertir en lo que no se esperaba en una realidad, es decir que Donald Trump se convirtiera en presidente.

Quiero hacer énfasis, y esta es la idea de este breve articulo,  que la internet  se ha convertido sin duda en el arma más peligrosa que enfrenta el mundo, tanto o más,  como las mismas armas nucleares que tiene las grandes potencias; y es que lo que nadie esperaba es que se nos fuera salir de las manos y que ni siquiera la regulaciones internas de los países puedan frenar esta situación.

Todo, como mucho de lo que se ha creado en el mundo, posiblemente se hace con fines altruistas y humanitarios, quizá para mejorar nuestra condición humana, pero lo que estamos viendo es algo cada vez más aterrador para los gobiernos y las democracias, no solo en los países en vía de desarrollo sino, como lo señalé anteriormente, en los países más avanzados del mundo.

Todos opinan en las redes sociales, y lo hacen, porque hay alguien que presenta una información, pero quienes lo presentan y porque lo presentan? , podemos verlos en redes particularmente como twitter y Facebook, en donde bien valen insultos por circunstancias que muchas veces no han sucedido, pero que tiene la capacidad de mover masas en favor de propuestas de todo tipo desde un referendo contra Peñalosa, hasta una revocatoria del presidente Santos, algo que nunca ha ocurrido y que no es procedente.

La internet es pues, el engranaje de una sociedad, cansada y devastada de malos gobiernos, pero que llevan a niveles insospechados de manipulación con toda clase de informaciones oficiales y mentirosas que le hacen el favor a unos cuantos.
Estamos, hoy más que nunca, viviendo en un mundo posfáctico en donde opinar en las redes sociales es tan importante como legislar en el congreso de la república, pues como así lo señalé, tiene una forma muy alta de incidencia en las decisiones de estado, y minan el ejercicio de una verdadera democracia, aunque eso implique el desconocimiento de la voluntad popular en estas mismas redes sociales. 

Omar Franklin Colmenares
Twitter: @contpolitico

jueves, 5 de enero de 2017


DEL PROPIO INFIERNO.....



MI VERDAD


Tenía todo para ser feliz, profesional, abogado, inteligente, brillante, disciplinado, con un gran empleo en el estado, y con un extraordinario lenguaje y sin embargo no era feliz, algo le pasaba al man, pero una gran bomba estallaría en su interior, y a lo bien, eso lo destrozo, es como si el afamado edificio se volviera añicos.

Esta es la historia de Omar, este es mi testimonio, bastante áspero, pero quiero contarlo de la manera más simple y humana, pero sobre todo desde el fondo de mi corazón.

Una noche del año 2004, mientras recorría tristemente las calles de la ciudad de Bogotá, buscando incesantemente aceptación, amor o yo no sé qué cosa, unos ñeros le regalaron una dosis de marihuana y basuco y desde ese momento conoció el más grande infierno del que casi no pudo salir.

Pero porque este man?, tan culto, educado, algo refinado, por no decir amanerado, de valores tradicionales y conservadores, se dejaría arrastrar por el mundo de las drogas, venga le cuento la trama, para que compruebe que el consumo de sustancias alucinógenas no es solo asunto de pobres.

En realidad, Omar, era un nombre, una marca comercial, algo así como el Good will, porque él vivía para los demás y esto le jodío toda su existencia.
                                                                              
Creció en sus primeros años sin la presencia de su padre, a las faldas de su madre, y con la excesiva sobreprotección, por causa de sus recurrentes convulsiones, se tiraron al chino, y debido a su enfermedad, el man creo un espíritu pusilánime, cobarde, miedoso, era hasta tartamudo y un poco lento en sus estudios.

Pero más tarde en su adolescencia, hay sí que el viejo Omar se lo llevo la malparidez, sin amigos, sin personalidad autentica, temeroso, circunspecto, habituado a los libros, la soledad y en un mundo de fantasías que le pasaría factura.

Como les digo, Omar no desarrollo una autentica personalidad, sin la presencia de su padre, se hizo hombre a lo salvaje, sin saber y entender muchas cosas, ni a quien preguntar, pero quería zafarse de la sobreprotección, y decidió a ser un poco más independiente, dejo de dormir a los 12 año con su mama.

Fue objeto de burlas, comentarios, chistes de vecinos, amigos y compañeros de colegio, porque Omar era muy afeminado y el único que no sabía que era marica era el mismo, eso lo descubrió casi a sus 20 años.

Aislado siempre, triste, melancólico, escuchando sus baladas románticas, creció sintiéndose rechazado y humillado, claro, como no, si el primer rechazo fue el de su padre.

Pero todo cambio cuando el viejo Omar llego a la Universidad, se fue a la capital entonces y decidió ser lo que nunca fue, libre; visito saunas, bares gay, sitios de encuentros casuales, eso si el siempre muy zanahorio, porque siempre para él era más importante los sentimientos que la vaina del sexo, así que siempre se cuidó, pero no dejaba de sentir ganas y de divertirse de vez en cuando.

Fue destacado en la Universidad, tomando la vocería y siendo un gran líder estudiantil, hablaba duro, no se dejaba de nadie, era autoritario, mejor dicho hizo una especie de sobrecompensación, la que terminó llevándolo a la locura.

Pero en el fondo Omar se seguía sintiendo su amargura eterna, miserable, desdichado, infeliz, y tenía suficientes razones, ya no sería el padre de familia, el esposo, el heterosexual con arraigo familiar, sino que por el contrario pertenecería a un mundo que hasta el día de hoy cuestiona, porque es bastante crítico de la maricada, algo que lo afecta profundamente y no lo deja ser completamente libre.

Por fortuna termino sus estudios de derecho y ciencias políticas, con una carrera promisoria en la abogacía, hasta que sí señor; esa maldita noche de 2004, en que se le dio por meterse una dosis de bareto y basuco, las drogas empezaría a ser una sombra que lo perseguiría hasta hoy día.

Fue asesor en varias entidades del estado, se independizo, adquirió un apartamento arrendado, para vivir con su pareja que había conocido a eso del 2011, de quien se enamoró perdidamente, pero este le cambio por otro y al sufrir su decepción, como la muerte de su madre fueron lo que lo impulsaron al borde de la locura. Fue una implosión, algo bien desde adentro; se sentía huérfano, sin padres, sin un hogar, sin una familia, una profunda depresión se enquistó en su alma de forma enfermiza, siempre disimulada con su extraordinaria personalidad, algo teatral y falso ante los demás, una sonrisa o un chiste lo disimulaba todo.

Antes que nada el nombre tenía que mantenerse, una persona sobria, educada, de grandes valores, usando sus trajes de saco y corbata, pero se pegaba unas farras con personas que ni siquiera conocía en su apartamento, fumaban de todo, se volvía loco y salía a la calle vuelto mierda, aunque bien vestido, porque la clase antes que nada, ¡qué dirán los amigos!.

Hasta que la situación  lo llevo a irse para su tierra, estar con sus hermanos, donde empezó lo más áspero de la historia, sin trabajo, empezó a fumar y salir en las calles, sacando bienes, como  computadores, licuadoras, no sé, y hasta pedir plata prestada, lo que le sirviera para mantener su fuma, es decir su vicio, hasta que fue sometido por su propia familia a tratamientos ambulatorios en psiquiatras y psicólogos, que de nada sirvieron porque lo que quería era seguir fumando, fumando para escapar de su propia realidad.

La situación lo llevo a quedarse en un apartamento donde continúo fumando con gamines, ñeros y choros, prostitutas, expresidiarios, pero al man le llego la hora y empezó a comer de la que sabemos, sin comida, solo, arruinado, pero completamente solo, decidió algo muy importante, internase.

El viejo Omar tomo la gran decisión de buscar ayuda profesional, en un centro de rehabilitación, se internó 15 días en Arauca su ciudad, y posteriormente a la Ciudad de Bucaramanga, donde fue internado en un centro psiquiátrico, para de desintoxicación, por un lapso de tres meses.

Sí señor, se recuperó, se engordo, paso de  44  a 61 kilos, llegando así a su promedio normal, dejo ese color amarillento que deja el consumo en la piel, y retomando su aspecto natural, libre de toda esa basura que se llama droga.

No ha sido fácil, el camino que he recorrido, pero me llenó de valor, para contarlo sin temor a lo que muchos piensen, pues mi testimonio, es el testimonio de un homosexual, adicto a las drogas,y que debe inspirar a muchos que como yo nos encontramos con este Goliat, que hay que enfrentar.

Las drogas es una problemática mundial y especialmente las adicciones cada día van en aumento; en mi tratamiento, tanto psiquiátrico, consistente en el consumo de medicamentos para contralor y estabilizar el estado de ánimo, como las psicoterapias, he aprendido tanto, como la infinidad de adicciones que hoy están en nuestra juventud, al dinero, al poder, a mentir, a los juegos, al alcohol, a las redes sociales, a hablar, la moda, la vanidad, la belleza, el gimnasio, y hay no termina la lista, pero las sustancias psicoactivas son el peor engendro del diablo.

Las drogas sacaron lo peor de mi ser, nunca llegue a matar, ni a robar, pero si me transforme de tal forma, que mi propia familia me desconocía, llegue a hacer cosas que jamás me imagine hacer.

Como y porque llegue a las drogas? Me atrevería a asegurar que mi homosexualidad, la que nunca acepte, la constante discriminación y rechazo, la falta de amor propio, y créanme son muchos los suicidios en gays por una sociedad que aunque está abierta a los temas de género, aún es muy conservadora e intolerante.

Fueron siete años en el consumo de sustancias psi coactivas, pero fueron, lo confieso, los peores años de mi vida; y no, no voy a volver, a lo que tanto daño le hizo a mis seres queridos.

Las drogas llegaron a mi vida tarde, cuando ya tenia una vida hecha, por fortuna esa misma vida a la que estaba acostumbrado, a los viajes, los paseos, las comidas y las bebidas, fueron las que me dieron las fuerzas para dejar esta porqueria, la vida a la que siempre he estado acostumbrado, y con el apoyo incondicional de mis hermanos, especialmente Gilma y Mirna.

Espero y es el deseo,  que mi testimonio sea ese instrumento con el cual muchas personas puedan también tomar la decisión de salir de las drogas, pues el éxito de un tratamiento para enfrentar cualquier adicción es usted mismo, solo usted mismo debe tomar la decisión y nadie más.

A mi gran amiga de toda la vida, mi psiquiatra Johana Mogollón.




Omar Franklin Colmenares Trujillo
Twitter: @Contpolitico

Contexto político

miércoles, 4 de enero de 2017

A SU MAJESTAD LA RAZÓN: VOLTAIRE

­A SU MAJESTAD LA RAZÓN……

……VOLTAIRE :




Resumen:

François Marie Arouet, Voltaire, Nace en 1694 para convertirse en una de las figuras claves de la ilustración y por su supuesto, en uno de los personajes más importantes, en la historia de la ciencia política.


Voltaire de figura famélica, peluca, rostro pícaro y demacrado, es la imagen que todos tenemos del afamado escritor, quien nació en 1694 y muere en 1778, cuando hablamos de él, se nos viene casi inmediatamente a la cabeza la enciclopedia en Francia.

Así pues, Voltaire, nació en parís, bajo el reinado del sol, Luis XIV, y fue el más grande precursor de la revolución francesa, al lado de figuras como Rousseau, D´lambert, Diderot.

Podría definir fácilmente a Voltaire a través de sus frases celebres, o en sus obras como Cándido, Tratado de la Tolerancia, pero no bastaría, para describir lo que significa este genio de las letras para mí.

François Marie Arouet, hijo de un abogado, exconsejero del rey y notario y Maria Marguerite; tuvo dos hermanos mayor que él, el gran agitador intelectual nació con pocas posibilidades de vida, pero de toda formas se celebró su bautizo y su ceremonia.

Como puede verse Voltaire nace en una sobria familia parisina, pero con el ruido de las calles de la vieja ciudad, empezó su amor por la literatura; su madre murió en 1701, Voltaire fue internado en un colegio de Jesuitas, donde estudio a sus diez años, con grandes personalidades de la aristocracia y la nobleza.

Podría decir con exactitud, que Voltaire es el señor de los epigramas, pues con ellos agita toda la clase intelectual y política de Francia, haciendo comentarios burlescos y satíricos a la alta sociedad, demostrando así su descontento por los usos y costumbres de la época.

Como señala el libro Voltaire, el festín de la inteligencia, del escritor y licenciado en economía política Eduardo García Aguilar, Voltaire,   nace bajo la regencia del rey sol, y este al conocer y vivir el gobierno de la regencia de Philippe de Orleans (1674 -1723) que trajo apertura, descanso relajamiento y esperanza de libertad luego del largo reinado del autócrata, es influenciado por ese espíritu libertario que todos los franceses anhelaban.

Esto también explica porque la admiración por la libertad, la razón, las ideas; y también es importante recordar que Luis XIV revocó el edicto de Nantes, que aceptaba la tolerancia religiosa, luego de la masacre de San Bartolomé, lo que llevo a que se continuara la persecución a los protestantes, el absolutismo regio, y la incesante autoridad papal en Francia, causándole asco al joven agitador intelectual.

Pero el mundo se aproximaba a los albores de la libertad y los derechos inalienables del hombre, para lo cual Voltaire fue su más sagrado mentor, abogando por el respeto a la diversidad de creencias religiosas.

Pero hay algo que me llama la atención, y son sus sátiras, califico a las cortes como parásitos, a la nobleza como ignorantes, y ese egocentrismo intelectual, lo llevo  a creer equivocadamente que solo la inteligencia y la razón le abriría las puertas, algo que con el tiempo comprobó que no.

Cuantos Voltaire necesitamos hoy día, por fortuna en las redes sociales son muchos que se expresan deliberadamente  a través de anónimos, sobre asuntos de política, economía y seguridad, lo cual hacen parte, salvo con algunas limitaciones, de una democracia verdaderamente material, gústenos o no así como al joven de las luces del siglo XVII.

Voltaire de joven fue desbocado, apasionado, irrespetuoso, arrogante, presumido de su inteligencia y sagacidad, terco, pero tenía también una terrible lengua viperina.

Que tal una de sus frases celebres:

“Es peligroso tener razón, cuando el gobierno está equivocado”

Y porque no esta:

“ La pasión de Dominar es la más terrible de lotas las enfermedades del espíritu humano”

Pero Voltaire, llego a ser un aristócrata más, y en verdad era necesario para que fuera renombrado en la sociedad, le toco convertirse en uno de ellos, enriquecerse como ellos, para luego atacar de la peor manera a los de su clase, y precisamente sus continuos ataques, epigramas, discursos lo llevaron al exilio en Inglaterra.

Voltaire se enamoró no solo de sus amantes como  Madame de Chatelet y Gabrielle, se enamoró de Inglaterra, de Locke y sus filosofías posteriores a la guerra civil.

Pero su polémica personalidad, lo llevaban siempre a ser expulsado, pues ocasionaba continuamente ampollas, estuvo también bajo el amparo del gran Federico de Prusia, pero este también se cansó y lo despidió.

Alguien dijo por ahí, que Voltaire fue el más grande Best-Seller de su tiempo, y efectivamente si que sus palabras eran tan poderosas, que necesitaba identificarse cada vez más con esa clase burguesa, comercial cada vez más poderosa y en auge en el siglo de las enciclopedias.

Una de sus más reconocidas obras es cándido, en donde se burla de las guerras, las religiones y muchas creencias, lo llevan a viajar a Suramérica a su protagonista, donde vive en medio de Virreinatos, tierras dominados por los jesuitas, el dorado, en fin todo ese realismo mágico que conocemos.

Pero en mi concepto, El tratado de la tolerancia es el que yo recomiendo, pues lo que escribe y habla allí, está vigente hoy día, casi como si describiera nuestra época, defiende la tolerancia religiosa, le parece injustas las guerras de religión, que se puede ganar a través de las ideas y los argumentos y no a través del autoritarismo y la lucha militar.

Finalmente, aclaro, que en lo que a mí respecta, Voltaire fue muy respetuoso de Dios y no un ateo, como señalan especialistas, pugnó siempre por la tolerancia entre nosotros mismos, el respeto a la diversidad de creencias, algo muy distinto a lo que le endilgan muchos.

Su última obra fue Irene, cuando ya estaba en el poder el rey Luis XVI, falleciendo en 1774.

Como Voltataire necesitamos muchos, como dije anteriormente, pero jóvenes que lean, que estudien que sean académicos, que sean disciplinados como lo fue este genio del siglo XVIII, que no tengan miedo de pensar, de opinar, de criticar y cuestionar, pero con fundamentos, con sustento intelectual y no meros comentarios ofensivos, agresivos, pasquines apasionados y llenos de emoción.

Yo al igual que Voltaire le apuesto a la razón y la inteligencia, aunque eso implique quedarme solo.

Omar Franklin Colmenares Trujillo
Twitter: @Contpolitico
Contexto político










COMUNICACIÓN POLÍTICA

UNA NUEVA PEDAGOGIA EN LA COMUNICACIÓN  POLÍTICA Siempre he insistido que la dirigencia gubernamental del departamento...